viernes, 11 de septiembre de 2009

¿COMO ES LA VIDA DE UN TRAVESTI DE CLOSET?


Pues no muy diferente a la de cualquiera de los que no los son. Y me refiero a la gente que va por la vida sin considerar siquiera que existe gente que siendo varón, gusta vestir de mujer.

Veo dos  hombres de traje que caminan juntos, saliendo de una oficina; se despiden, toman rumbos distintos, cada quien a su hogar, donde sus esposas e hijos, los esperan. Pero uno de ellos es travesti de "closet". ¿Cómo es la vida de ambos?

El travesti vive plenamente su individualidad, apoyado en su dualidad; su amigo es una persona "normal", quizá algo feliz.

El travesti se siente liberado  cada vez que usa ropa de mujer, es excitante experiencia, vive generalmente de buen humor,  sintiendo seguridad de su "SECRETO", el cual guarda celosamente. Su amigo ocasionalmente posee algún secreto que hace su vida un poco más interesante.

El travesti, si asiste a una casa como Blush, conoce gente como él. "Cómplice" de su secreto y encuentra a menudo sincera camaradería y amistad en personas afines. Su amigo, quizá haga nuevos ¿amigos" en la oficina y muy probablemente nunca le revelen secretos íntimos.

¿Cómo es la vida de un travesti de closet? 

Sin generalizar por supuesto, una vez que hemos vencido el conflicto que puede llegar a acarrearnos, el travestismo nos hace seres libres, seguros, maduros, con visión positiva de la vida, herméticos y más felices.

El travestismo no es sexo ni desmanes, es algo mucho más allá de todo lo exterior, es parte del triunfo de nuestro interior sobre la vida misma.

Lorena
Blush Style